Estudiar y trabajar: ¿Está obligada la Universidad a darme facilidades?

universidad trabajo melillaA Mario Carpintero, estudiante de segundo curso de bachillerato y de sexto en el Conservatorio Profesional de Zamora, la viola le acompaña desde hace casi tanto como su flequillo alborotado.Aunque lo difícil ahora sería imaginarlo sin una taza de café para vencer el sueño; y eso que apenas tiene tiempo para dormir. Sus semanas se evaporan entre clases, ensayos e hincar codos. “La música es caprichosa: unos días, la viola responde y me basta media hora; pero otros, tengo que tocar ocho horas para conseguir lo mismo. No hayhorarios. No te puedes programar”, cuenta. Lejos de remitir, el agobio que lo mantiene activo amenaza con ir in crescendo.

En menos de tres meses, este alumno de sobresaliente se enfrenta a su futuro por partida doble: a la nueva Selectividad y a la prueba de acceso del conservatorio superior. En su situación, muchos jóvenes se verían en la tesitura de elegir entre la música, la universidad o entrenar el don de la ubicuidad. “En España no se valora la música clásica y la única opción es ser profesor, de ahí que mucha gente estudie una carrera por si acaso”, critica Carpintero. Él no será uno de ellos. Si se matricula en Filología Clásica, lo hará por afición y a su ritmo, porque seguir jugando con dos barajas se le antoja “imposible”: “La música no es como quien se apunta a inglés. Es como si pides a alguien que estudie Medicina y Física a la vez. Tiene que haber algún tipo de facilidades”.

Las hay. Pero no existe un catálogo definido ni a la carta. Y tampoco quienes no pueden acudir con regularidad a la facultad –deportistas de élite, enfermos crónicos, personas con familiares a su cargo, trabajadores, etc…- cuentan con las mismas ventajas en todos los campus del país. Por si fuera poco, el Plan Bolonia ayuda a emborronar el horizonte académico de estos colectivos porque, tal como se ha implantado en España, la asistencia obligatoria es uno de sus principales mandatos.

“Limita la libertad de estudio. Va en sentido opuesto a lo que se pretendía. Recordemos que en la Novísima Recopilación de las Leyes de España, publicada en 1805, ya se indicaba que los profesores debían anotar las ausencias en una libreta. Por tanto, nada nuevo bajo el sol”, comenta Diego Cámara, abogado del despacho Abogados Cámara, Villalba & del Valle y profesor asociado de Derecho Administrativo. Esa libertad no ha desaparecido, pero ejercerla requiere adentrarse en un laberinto legal y burocrático que en los antiguos planes no era preciso transitar.

Una medida incapaz

Con todo, la Ley Orgánica 4/2007, de 12 de abril -que modifica la anterior Ley Orgánica de Universidades- ampara la igualdad de oportunidades y prohíbe la discriminación por cualquier condición o circunstancia personal o social. Incluso hace un llamamiento a las instituciones académicas para que faciliten la conciliación de los estudios con otro tipo de actividades, como el empleo y la práctica deportiva de alto nivel. El actual Estatuto del Estudiante Universitario -en vigor desde hace poco más de seis años- subraya esa idea con la figura del estudiante a tiempo parcial. Una medida novedosa pero incapaz de dejar poso.

Para empezar, se trata de una salida de emergencia mal señalizada. “En el despacho no hemos abordado casos de estudiantes a los que se les haya denegado este derecho porque, de entrada, desconocen la existencia de esta posibilidad y no lo solicitan”, apunta Cámara. Para este abogado, además, sería recomendable un desarrollo legislativo de mayor calado, en el que se especificasen los requisitos necesarios para reconocer a un estudiante su dedicación parcial. “Aportaría una mayor seguridad jurídica -en lugar de dejar esa decisión en las manos de cada universidad- y sería más respetuoso con el derecho a la igualdad ante la Ley”, añade.

Tampoco están perfiladas las trayectorias flexibles de aprendizaje a las que alude la legislación vigente, así que cada universidad actúa con arreglo a sus convicciones. La de Alicante, por ejemplo, contempla en su normativa interna la adaptación curricular en los supuestos de embarazo, parto, adopción y acogimiento, así como para estudiantes con hijos menores de tres años o que acrediten su condición de cuidador o trabajador. Mientras tanto, la Universidad de Burgos y la Católica de Ávila apuestan por titulaciones que no exigen la presencia en las aulas, y la de Granada redacta un estatuto para regular el día a día del estudiante-deportista. De hecho, el deporte es el apartado al que las universidades dedican mayor esfuerzo en materia de conciliación; no en vano, el propio Estatuto del Estudiante Universitario anima a hacer compatible la vida académica con la competición.

Jone Magdaleno compagina el segundo curso de Derecho en la universidad de Deusto con el taekwondo, disciplina de la que es campeona de España senior y también campeona de España y subcampeona de Europa a nivel universitario; logros que la han catapultado al puesto número 41 del ranking mundial. Y aunque tenía la posibilidad de hacer la carrera poco a poco, no ha querido quedarse a la zaga de sus compañeros. “Tengo la suerte de contar con el apoyo del profesorado para cambiar exámenes o recuperar clases que me coinciden con competiciones o concentraciones. Además, a lo largo de la carrera te asignan un tutor para orientarte”, explica.

La planificación, clave

Pero en esa ecuación falta un elemento indispensable: aprender a cuadrar horarios hasta graduarse como malabarista del tiempo. “Sin duda, la organización es fundamental. Inviertes mucho tiempo al día en entrenamientos y estudios así que, si no lo llevas de una manera planificada, es imposible llegar a todo“, sentencia Magdaleno. Esta joven taekwondista hace suyas las palabras de Carpintero cuando afirma que, sin todas esas ayudas, no sería capaz de hacer lo que hace.

Ayudas de las que, sobre el papel, no se beneficia un perfil que suele quedar en el olvido. “Quienes realizamos tareas de representación estudiantil tenemos una situación especialmente difícil: no estamos liberados como los docentes y debemos compaginar el estudio a tiempo completo con estas actividades”, se queja Carles López, presidente de la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (Canae). El cargo le obliga a viajar hasta tres veces por semana de Barcelona, donde estudia, a Madrid. “No hay ningún tipo de adaptación; sólo estudiar el grado en más años”, afirma.

En casos como el suyo, las universidades a distancia parecen el bálsamo a todos los males. “Son las pioneras en facilitar la compaginación entre el estudio y la vida laboral o familiar. Incluso las universidades presenciales imparten ya algunos títulos en modalidad semipresencial u online, o imparten clases presenciales en otros horarios o días -por ejemplo, en fin de semana-“, asegura el secretario general de la Universidad a Distancia de Madrid (Udima), Eugenio Lanzadera. Aunque ello tampoco asegura que el camino vaya a ser precisamente de rosas.

Elvira Fernández, de O Porriño (Pontevedra), estudia Psicología en la UNED, a la que tilda de universidad para “superhéroes”. “Tú te organizas la materia de examen y la adquisición del conocimiento, pero te lo sacan de la piel. No es la única opción, pero sí la más competente a pesar de su sistema arcaico de evaluación“, opina. Eso le permite sumar en una misma jornada su faceta de alumna a las de madre y profesora de música en un colegio público. Y aún le sobra tiempo para escribir en su blog. “Puede que no duerma tanto o que mi vida social no sea tan activa, pero vida sólo hay una y el conocimiento abre tu mente y te hace feliz”, cuenta con entusiasmo.

Difícil toma de decisiones

Fernández estudió Magisterio gracias a una beca, el apoyo económico de sus padres y un trabajo de camarera durante los fines de semana, pero reconoce que hoy sería más complicado repetir la misma hazaña: “El sistema de becas es deficiente y los trabajos para compaginar con los estudios brillan por su ausencia. Es un momento complicado”, critica. Y si la conciliación laboral es difícil, “mejor no hablar” de la familiar: “Es la carrera más importante de mi vida, pero he tenido que escoger en muchos momentos entre el trabajo y mi hijo”, recuerda esta profesora.

A veces, el freno no lo echa el trabajo ni los hijos… sino un informe médico. El proyecto Studia de la Universidad de Barcelona permite continuar los estudios y la formación profesional a todo estudiante universitario ingresado en el Hospital Clínico de Barcelona durante una larga temporada. Casi 40 alumnos, tanto de grado como de máster, se han beneficiado de esta iniciativa a lo largo de los ocho años que lleva en funcionamiento; algunos incluso han llegado a obtener el título de esta forma.

Lola Josa, codirectora de esta iniciativa, aboga por incluir este tipo de ayudas en la legislación para que todos los estudiantes gocen de las mismas oportunidades. “La universidad pública no es una empresa. Cuando una persona decide ingresar en ella, debe tener todas las garantías de que terminará sus estudios. Somos comunidad y la ayuda debe imponerse siempre. De eso da buena cuenta la palabra universidad”.

4 sentencias obligan a hacer listas específicas de interinos con discapacidad

interinosUn juez ha vuelto a dar la razón al colectivo de Maestros Capacitados y obliga de nuevo a la Consejería de Educación a elaborar listas específicas para docentes interinos con algún tipo de discapacidad. Es la tercera ocasión en lo que va de año. Primero fue el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Oviedo, que dictó sentencia en abril. Después, tras presentar el Principado recurso de apelación, el Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA) en julio, y ahora, atendiendo a sendas demandas de cuatro maestros, el magistrado del Juzgado Contencioso-Administrativo número 5, Jorge Fernández Punset. Según indica, «el hecho de que la normativa no contemple la confección de listas de interinidad para personas con discapacidad no supone que no las consienta. La existencia de dos listados -un ordinario y el otro de personas con discapacidad- no implica vulneración alguna del derecho a acceder a la función pública en condiciones de igualdad y con los principios de capacidad y mérito que establece la Constitución española», asegura. «Al contrario -añade-, no reconocer el establecimiento de una lista o bolsa de trabajo con personas discapacitadas supondría una vulneración del artículo 14 de la Constitución al impedir que los discapacitados pudieran integrarse en las bolsas de trabajo».

En la exposición de sus argumentos y haciendo referencia al acuerdo suscrito con las centrales sindicales en 2014 («que impone la elaboración de una lista única de aspirantes de interinidad por cada una de las especialidades», el juez determina que «el hecho de que solo esté prevista una sola lista por cada especialidad no excluye necesariamente que se forme otra por cada uno de los cupos de plazas a los que se concursa, de forma ordinaria o por el cupo de personas discapacitadas».

 

 

«No casa con la Constitución»

En su fallo concluye, además, que «integrar a los discapacitados en una sola lista con los no discapacitados no casa con el contenido del artículo 49 de la Constitución de integración de los disminuidos físicos, a favor del cual se establecen los cupos de acceso a la función pública para personas con discapacidad, con independencia de que se trate o no de personal docente». Tampoco ve vulneración alguna del decreto regional de acceso a la función pública, «ni de la normativa aplicable al personal docente, ni del Estatuto del Empleado Público, sino una forma de interpretar la posible desigualdad suscitada al no prever una incardinación específica del personal con discapacidad en las listas o bolsas de trabajo provisional o interino».

Según el colectivo, el fallo viene a demostrar que el acuerdo alcanzado con los sindicatos en junio para reservar un cupo en algunas de las listas de interinidad que resultaran de las oposiciones de este año (Secundaria y FP) «incumple la normativa vigente». «No vale que consejería diga que hay que esperar a las oposiciones de Primaria del año que viene para hacerlo efectivo. El día 21 las sentencias serán firmes y si no lo aplica estará incurriendo en la ilegalidad», afirmaron portavoces del colectivo, quienes insisten en que el juez determina que hay que elaborarlas para todas las especialidades.

También aludieron a que el cupo de reserva del 7% sobre las plazas de interinidad convocadas no se está cumpliendo. «Solo cinco han accedido a las vacantes cuando había más de 3.000».

Por todo ello, piden al consejero que «abandone su política antisocial, deje de vulnerar nuestros derechos y reserve plazas de interinos con discapacidad en bolsas, listas de interinidad, vacantes y sustituciones en todas y cada una de las especialidades docentes y sin discriminación».

Los tribunales de oposiciones de Cádiz asignan 207 plazas docentes

oposicionesLos tribunales de oposiciones de Cádiz, un total de 27 de distintas especialidades, han asignado en el proceso selectivo que acaba de finalizar un total de 207 plazas. A partir de este momento, los seleccionados deberán formalizar la documentación pertinente para pasar a convertirse en funcionarios en prácticas de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía. (más…)

Andalucía, Cantabria y Madrid se unen al mapa de oposiciones docentes 2016

Andalucía, Cantabria y Madrid se unen al mapa de oposiciones docentes 2016

Varias Comunidades Autónomas mantienen abiertas las convocatorias de oposiciones docentes para 2016. Las últimas regiones en anunciarlas han sido Andalucía, Cantabria y Madrid.

En Cantabria, la convocatoria de oposiciones se refiere al Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria, y a la adquisición de nuevas especialidades, y se efectúa para la elaboración de listas de aspirantes a desempeñar puestos en régimen de interinidad en dicho Cuerpo. El plazo para presentar las instancias se prolonga hasta el 4 de abril.

En Madrid también se ha publicado la oferta de empleo público docente para Enseñanzas Medias. Se ha acordado una oferta de 1.500 plazas para diferentes especialidades de Profesores de Enseñanza Secundaria (1.300 plazas), Profesores Técnicos de Formación Profesional (170 plazas) y Profesores de Escuelas Oficiales de Idiomas (30 plazas), lo que supone la mayor oferta en nueve años. Los nuevos docentes accederán a las plantillas de los institutos a partir de septiembre.

Este año, como novedad, las listas de interinos docentes se ordenarán atendiendo a la experiencia y la nota de la oposición (un 45% para cada uno en ambos casos), mientras que la formación docente tendrá un 5%, y el 5% restante corresponderá a otros méritos.

 

Oposiciones docentes

El nuevo texto legislativo, que sustituye al aprobado en 2013, premia con puntos adicionales a los profesores interinos atendiendo a la nota que se obtiene en la oposición. Quienes hayan obtenido entre un 5 y un 6 recibirán 0,5 puntos, mientras que para notas entre un 6 y un 7,5 se otorgará 1 punto extra. Quienes tengan entre un 7,5 y un 9 obtendrán 1,5 puntos extras y para notas de más de 9 se asignarán 2 puntos extras.

En Andalucía, por su parte, se han convocado las pruebas para cubrir plazas de los cuerpos de Profesores de Enseñanza Secundaria, Profesores Técnicos de Formación Profesional y Profesores de Escuelas Oficiales de Idiomas, con un 7% de las plazas destinadas a personas con discapacidad.

Asimismo, se reservarán plazas para determinadas especialidades del Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria para el acceso de personal funcionario docente desde el subgrupo A2. En total hay convocadas 1.497 plazas y el plazo para presentar las instancias se cerrará el próximo 11 de abril.

Estas Comunidades Autónomas se unen a las que ya han presentado su oferta docente anteriormente. En Castilla-La Mancha, por ejemplo, se han convocado 750 plazas, entre las que destacan las 289 orientadas a Primaria y las 168 destinadas a Inglés. En Aragón, en cambio, el número de plazas asciende a 229 en la plantilla de maestros y profesores. Este año se ponderará tanto la experiencia como las calificaciones obtenidas, y se valorarán los segundos doctorados y másteres, además del Máster de Profesorado de Secundaria.

En Navarra hay convocadas 186 plazas, mientras que en el País Vasco la oferta docente asciende a un total de 577 plazas, y en Castilla y León son 736 las plazas convocadas.

La inscripción para las oposiciones a profesores de Secundaria, FP e Idiomas se abre este miércoles

La inscripción para las oposiciones a profesores de Secundaria, FP e Idiomas se abre este miércoles

Este miércoles 23 de marzo quedará abierto el plazo de inscripción para participar en el concurso oposición de ingreso al cuerpo de profesores de Enseñanza Secundaria, profesores Técnicos de Formación Profesional y de Escuelas Oficiales de Idiomas. Asimismo, este año como novedad hay un turno para la adquisición de nuevas especialidades del cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria.

Los interesados, se indica en un comunicado, tienen hasta el próximo 11 de abril para cumplimentar el formulario disponible en la web de la Consejería de Educación y presentarlo en las delegaciones territoriales de Educación o en los registros previstos a tal efecto por legislación. También está disponible la presentación telemática.

Finalizado el plazo de presentación de solicitudes, la consejería publicará la lista provisional de admitidos y excluidos y se abrirá un plazo de 10 días hábiles para subsanar defectos u omisiones en la documentación presentada.

El procedimiento selectivo comenzará a partir del mes de junio tras la publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) del lugar, día y hora del acto de presentación y de la realización de la primera prueba, así como la adscripción de aspirantes a los tribunales.

En esta convocatoria, la Consejería oferta 1.987 plazas. De éstas, 1.674 corresponden a Profesores de Enseñanza Secundaria, 230 son para Profesores Técnicos de Formación Profesional y 83 para Profesores de Escuelas de Idiomas.

 

Secundaria, FP e idiomas

La oferta de Secundaria se distribuye entre las especialidades de Lengua Extranjera-Inglés (300 plazas), Matemáticas (200), Geografía e Historia (200), Lengua Castellana y Literatura (195), Filosofía (100), Economía (100), Lengua Extrajera-Francés (100), Física y Química (80), Biología y Geología (66), Orientación Educativa (58), Formación y Orientación Laboral (50), Intervención Sociocomunitaria (40), Educación Física (30), Hostelería y Turismo (30), Procesos de Producción Agraria (25), Organización y Proyectos de Sistemas Energéticos (20) y Procesos Sanitarios (20).

A ello se suman 15 puestos para cada una de las materias de Procesos y Medios de Comunicación; Procesos de Diagnósticos Clínicos y Productos Ortoprotésicos; Organización y Proyectos de Fabricación Mecánica, y Organización y Procesos de Mantenimiento de Vehículos.

En estas plazas de Secundaria se incluyen las 85, de 11 especialidades distintas, correspondientes al turno de acceso para funcionarios procedentes de otros cuerpos docentes.

Por su parte, los 230 puestos para profesores técnicos de Formación Profesional se reparten entre Servicios a la Comunidad (60), Procesos Sanitarios y Asistenciales (30), Procedimientos de Diagnósticos Clínicos y Ortoprotésicos (25), Mecanizado y Mantenimiento de Máquinas (20), Mantenimiento de Vehículos (20), Cocina y Pastelería (20), Instalaciones y Mantenimiento de Equipos Térmicos y Fluidos (15), Operaciones y Equipos de Producción Agraria (15), Servicios de Restauración (15) y Soldadura (10).

También se han convocado 83 plazas para los profesores de Escuelas Oficiales de Idiomas (70 de Inglés y 13 de Francés).

Concurso-Oposición 

El concurso oposición comenzará el próximo mes de junio. En la fase de oposición se realizarán dos pruebas de carácter eliminatorio, que deberán superarse con cinco o más puntos sobre diez, y se tendrán en cuenta los conocimientos específicos de la especialidad, la aptitud pedagógica y el dominio de las técnicas para el ejercicio docente.

La primera de ellas constará de dos partes que serán valoradas conjuntamente: una práctica para comprobar la formación científica y el dominio de habilidades técnicas del candidato y otra teórica consistente en el desarrollo escrito de un tema elegido por el aspirante, de entre varios propuestos al azar por el tribunal.

La segunda prueba, centrada en la aptitud pedagógica y el manejo de las técnicas del ejercicio docente, consistirá en la presentación y defensa de una programación didáctica y en la preparación y exposición oral de una unidad.

La fase de oposición representará dos tercios de la calificación final. En la fase de concurso se valorarán los méritos de los aspirantes en cuanto a su formación académica y experiencia docente previa.